Pendientes de cobre con un diseño hipnotizante que recuerda piezas de la antiguedad , entrelazado en azul, acompañado de lapislázuli y malaquita, combinación perfecta entre verde y azul, que con las propiedades de cada mineral, suponen toda una explosión alquímica.

Medidas,  6 cm largo x 4 cm de ancho

Precio 150 euros