Pendientes  racimo de acero mate plateado, que realzan como un abanico  la belleza de quien los lleva. Sin el más mínimo peso, llenan todo el espacio.

Medidas, 10 cm largo x 5 cm ancho.

Precio, 120 euros.